RESTAURANTE LA SCARPETTA. VILA NOVA DE CERVEIRA.

Hay que dejar claro desde el principio el hecho de que no nos hallamos ante un restaurante de cocina italiana cualquiera sino de un auténtico restaurante italiano con cocinero italiano muy profesional y apasionado. El resultado es uno de los mejores establecimientos de su categoría de toda la península ibérica. De hecho supera la media italiana de largo y con diferencia. No es precisamente barato pero tampoco caro. La calidad tiene un precio y aquí es más bien asequible. 

Teniendo en cuenta que la oferta gastronómica local no va muy lejos, este local te garantiza una buena comida con ingredientes escrupulosamente seleccionados. Estamos en Portugal pero la restauración en esta villa no da la talla ni está a la altura de la belleza del entorno. Los italianos siempre te salvan la vida y en este caso te la hacen mucho más agradable.

El local es muy cuco y la atención del personal bastante refinada. Las opciones no son demasiado abundantes pero sí convincentes. Por cierto que también hay pizzas aunque no sea lo que más le guste elaborar al chef. Destaca especialmente la "monte e mare". En cuanto a los platos en general, se trata de una cocina del norte de Italia con excelente pasta y risottos. Los platos fuertes de carne y pescado son pocos pero suficientes. La carta de postres tampoco desilusiona precisamente. El nivel sigue alto de principio a fin y el café pone la guinda al pastel. 

El restaurante cierra los jueves todo el día y los viernes solo sirve cenas. El resto de los días está abierto para comidas y cenas. Sin duda una propuesta gastronómica que hay que aprovechar.  Justo en el cogollo de Vila nova de Cerveira, a escasa distancia de Galicia.