VISITAR PORTUGAL DESDE VIGO. UNA EXCURSIÓN DIFERENTE.

Teniendo en cuenta que los hoteles de Oporto cada vez son más caros y que en la zona norte de Portugal los precios no bajan gran cosa en invierno, una opción interesante es realizar excursiones desde Vigo con el propio coche o en transporte público.

En este artículo indicaremos soluciones interesantes para hacer el viaje en transporte público. Naturalmente que para una familia es más conveniente el coche, pero una pareja puede pasar un día relajado con un viaje en tren o autobús, ahorrando peajes y combustible.

La primera opción es hacer el viaje de ida y vuelta a Oporto en tren desde Vigo. Si no nos importa madrugar un poquito, podemos coger el tren rápido Celta, que sale a las 9 menos dos minutos de la mañana. Llega a Oporto a las 10 y 18 minutos, hora portuguesa. No es que vaya como una flecha sino que al entrar en Portugal debemos retroceder una hora el reloj. Una vez en la estación de Oporto Campanha podemos llegar al centro cogiendo un nuevo tren hacia Porto Sao Bento o bien utilizar el metro. Tenemos hasta las 19.10 (hora portuguesa) para disfrutar de la ciudad. Ojo porque llegaremos a Vigo a las 10.30 de la noche. No es que vayamos lentos sino que hay que adelantar el reloj al entrar en España.  Serían unos 23.60 euros por barba ida y vuelta. 

Si queremos utilizar el autobús, es de la compañía Autna, sale casi a la misma hora (9 de la mañana) y te deja justo en el cogollo total de Oporto. Hay un bus de regreso a las 6 de la tarde que circula de lunes a viernes. Puestos a agotar todo el tiempo posible, se puede utilizar el retorno de las 21.30 pero llegaríamos de vuelta a Vigo a la 1 menos cuarto de la mañana. Para ir de Vigo a Oporto nos da casi igual en bus o tren, pero la vuelta es más conveniente en tren. Ida y vuelta en bus nos sale por 21 euros. Ida solamente se queda en 12.

La segunda opción, sin llegar tan lejos, es hacer un turismo por el norte de Portugal pero más relajado. Podemos ir de primeras hacia Valença do Minho, en bus o en tren. Ambos salen a las 9 de la mañana pero el bus tarda la mitad y cuesta algo menos. Hay retornos en bus a las 12.15 y 15.15 (siempre horas locales) pero el de las 15.15 no circula los fines de semana. Hay que tener en cuenta que si sales de Vigo a las 9 llegas a Valença a las 8.30 y te sobra tiempo para pasear por la fortaleza, hacer compras y comer algo.

No obstante, como ir de Vigo a Valença y volver tan pronto se queda corto para un día de Vacaciones, aquí añado ideas complementarias. Podemos viajar a Valença en el primer tren o bus y pasar unas horas conociendo la pequeña ciudad fronteriza. Tendremos tiempo para comer tranquilamente. A las 14.25 hay un tren portugués ligero con destino Oporto. Podemos sacar billete para la muy cercana localidad de Vila Nova de Cerveira y el viaje solo dura diez minutos. Es uno de los pueblos más bonitos de Portugal, ideal para pasear y relajarse junto al Miño. O bien elegiremos como destino Viana do Castelo, a donde llegaremos en cuarenta minutos de agradable viaje junto a la costa. Si escogemos el viaje corto gastaremos 2 euros y si tomamos el largo gastaremos 5. Viana do Castelo es una pequeña ciudad costera muy bonita y el tren te deja justo en el centro. 

Ahora vamos con los retornos a Vigo. Si hemos escogido Viana do Castelo tenemos regresos directos a las 18.39 (con cambio de tren en Valença garantizado) y a las 20.16 (sin transbordo). Puede ser un día de viaje muy completo y variado. Si hemos elegido la excursión corta, hay menos combinaciones porque Vila Nova de Cerveira tiene menor servicio de trenes. La única solución de regreso con tren es a las 19.21; también hay un bus a las 19.30

Mucho cuidado porque en Vigo hay dos estaciones ferroviarias y no son próximas la una de la otra. La que tenemos que usar para ir a Portugal es Vigo Guixar, junto al mar.