LOS DOMINGOS SE PUEDE VISITAR LA TERMINAL DE CRUCEROS DE MATOSINHOS.

Matosinhos se encuentra al norte de Oporto, a unos 8 km hacia el norte. Es el lugar donde los habitantes de la ciudad invicta acuden a comer pescado en los numerosos restaurantes que jalonan las calles adyacentes al puerto de pesca.

A Matosinhos se puede llegar en tranvía desde el centro, pero no por el antiguo recorrido que iba pegado a la playa y al Duero. 

Ahora Matosinhos cuenta con una terminal portuaria para barcos de pasajeros. De momento solo llegan cruceros turísticos y no hay servicio de línea regular, cosa que no sería descartable, aunque parece poco probable que alguna naviera ofrezca la ruta entre Oporto y Plymouth o Portsmouth, por ejemplo, o incluso una línea regular de pasajeros hacia Madeira ya puestos a soñar.

Lo interesante para un turista es la arquitectura del edificio y las visitas se limitan a los domingos por la mañana, únicamente con visita guiada y al precio de cinco euros. La primera visita es a las diez y cuarto de la mañana y la última a las doce y cuarto.

Para el viajero de cruceros hay que tener en cuenta la ventaja de que el barco atraca a distancia peatonal del centro urbano y el acceso a la ciudad es inmediato, sin tener que abordar obligatoriamente un autobús para desplazarse. Ojo porque esto no siempre se repite en todos los puertos y es una ventaja.

Ahora se pretende que el viajero pueda llegar al centro histórico de Oporto en un tranvía de época, lo cual no lleva demasiada inversión, ya que la línea está casi lista para recibir a los llamados "eléctricos". Eso sí, harían falta muchos tranvías para desplazar a cientos de viajeros a la vez.

En cuanto a los aficionados a los barcos, que sepan que se puede consultar la lista de cruceros que hacen escala en este enlace.

Para los que quieran saberlo todo sobre los barcos que entran y salen al puerto de mercancías, nada mejor que Vesselfinder.