AFURADA. DONDE ACABA EL GLAMOUR Y COMIENZA LO AUTÉNTICO.

Oporto se está poniendo muy fashion y divina de la muerte. La orilla de Vila Nova de Gaia reluce resplandeciente con sus bodegas y sus terrazas de diseño. El turista pasea y de pronto se topa con que la carretera marcha hacia el mar por la ribera izquierda del Duero. Parece que lo interesante se ha acabado, pero no. Todavía quedan tres kilómetros de paseo con vistas al río y a Oporto. Entonces llegamos a la desembocadura y al típico pueblo de pescadores de San Pedro de Afurada. Aquí hay viviendas humildes, varios restaurantes, ambiente local e incluso un puerto deportivo. Desde aquí puedes incluso ir andando o en bicicleta hasta Espinho, 30 km al sur, pasando por las urbanizaciones más exclusivas de la zona.

Aviso de que hay enlace fluvial con la otra orilla por si quieres volver por otra ruta. Desde la zona de bodegas casi puedes pedir un taxi para llegar y no te vas a arruinar. El público que visita Afurada es principalmente portugués y recomiendo ir antes de que se ponga demasiado de moda. De momento hay hasta un centro de interpretación y todo. Los aficionados a la pesca se pueden entretener un rato y la zona está bien para comer, aunque hay que escoger con cuidado.

Y el edificio que veremos a continuación es un convento. Ahí es nada.

Si tienes varios días para estar en Oporto, no dejes de pasar por Afurada. Incluso te recomiendo poner como música de fondo la canción que dedicó Rui Veloso a la población. Como era de suponer, las fiestas patronales son a finales de junio.

Entradas populares de este blog

EL PARQUE DE ATRACCIONES BRACALANDIA YA NO ESTÁ EN BRAGA

EL MERCADILLO DE LOS SÁBADOS EN VILA NOVA DE CERVEIRA

SÍ, LA GASOLINA ES MÁS CARA EN PORTUGAL.