EXCURSIÓN A ÓBIDOS DESDE LISBOA POR 17 EUROS

Si te planteas unas vacaciones en Portugal y tienes Lisboa como centro de operaciones, la capital y sus inmediaciones ofrecen tantas oportunidades de entretenimiento que a lo mejor no necesitas salirte de las rutas habituales urbanas, además de Cascais y Sintra. No obstante existen excelentes excursiones en transporte público con distancias, tiempos de recorrido y precios relativamente razonables. Pernoctando en la capital no te hace falta el coche para nada y si lo has llevado, mejor dejarlo aparcado. Eso sí, para los viajeros que llegan en avión puede ser apetecible la disponibilidad de un coche de alquiler en el caso de que quieran andar a su aire por las carreteras sin sujetarse a horarios. Claro que también hay quien no sabe conducir o no se atreve o no le apetece.

Visitar la famosa villa medieval de Óbidos desde Lisboa es bastante sencillo. La estación de autobuses de Campo Grande ofrece servicios rápidos y frecuentes entre Lisboa y Óbidos al precio de 17 euros ida y vuelta, por medio de la empresa Rodotejo y su línea rápida verde cuyos horarios pueden consultarse en este enlace. Todo cómodo, fácil y rápido. El conductor te vende el billete y hace el viaje por autopista en una hora. Ya sé que para una pareja nos metemos en los 34 euros pero aún así es más barato que el coche del alquiler más el gasto de combustible y los peajes. 

La visita nos lleva medio día porque la población es pequeña y todos sus encantos están a distancia peatonal. Lo tienen todo muy concentrado. Antes de la hora de comer hay bastante follón y es normal porque es uno de los pueblos más bonitos del continente.

Óbidos es de cuento de hadas y parece hecho expresamente para el turismo. En realidad es tan bonito porque el pueblo perteneció siempre a las reinas de Portugal y era un regalo de sus maridos.

Los que simplemente van en ruta por Portugal deben  incluir obligatoriamente Óbidos en su agenda. Los que quieran una excursión entretenida desde Lisboa tienen aquí una buena oferta de ocio. Lo ideal sería continuar hacia Nazaré en autobús y luego regresar, pero las combinaciones obligan a transbordos en Caldas da Rainha y la cosa ya se complica un poco.

Por cierto que recomiendo encarecidamente las visitas guiadas de la oficina de turismo, que por poco más de dos euros nos proporcionarán una hora de interpretación histórica y muchas curiosidades entretenidas.

Las vistas desde las murallas nos resultarán sorprendentes y lo curioso es que antiguamente Óbidos estaba en la costa pero el mar se retiró varios kilómetros lejos de la ciudad.

Entradas populares de este blog

EL PARQUE DE ATRACCIONES BRACALANDIA YA NO ESTÁ EN BRAGA

SÍ, LA GASOLINA ES MÁS CARA EN PORTUGAL.

EL MERCADILLO DE LOS SÁBADOS EN VILA NOVA DE CERVEIRA