TRES LUGARES IMPRESIONANTES NO VISITABLES AL SUR DEL TAJO



Es una pena que haya lugares abandonados y lo es todavía más que existan en lugares donde escasea el espacio. No te digo ya si encima esos lugares tienen preciosas vistas.

Una vez que dejamos Lisboa al norte y bajamos al sur en barco hacia Cacilhas o cruzamos el puente XXV de Abril se desvanece el furor rehabilitador que recupera el esplendor perdido. Justo detrás del monumento a Cristo Rey comienzan las pistas de tierra y los paseos secretos. 

Existen tres lugares imponentes que merece la pena conocer. La antigua prisión de Trafaría se halla justo al lado de la estación del ferry y está pidiendo a gritos que alguien haga algo con ese terreno y esas edificaciones. Antiguamente todos querían salir de ella y ahora nadie puede entrar.

El imponente Lazareto de Porto Brandao llama la atención desde el aire y resulta inverosímil que a nadie se le haya ocurrido aprovecharlo para algo mejor que languidecer. 

La quinta de Arealva es el único lugar de los tres donde podremos entrar bajo nuestra propia responsabilidad, caminando desde el puerto de Cacilhas. De momento, mejor ver los tres sitios en estos fabulosos videos.






Entradas populares de este blog

EL PARQUE DE ATRACCIONES BRACALANDIA YA NO ESTÁ EN BRAGA

SÍ, LA GASOLINA ES MÁS CARA EN PORTUGAL.

EL MERCADILLO DE LOS SÁBADOS EN VILA NOVA DE CERVEIRA