PARQUE DE LAS VIRTUDES.LOS JARDINES CASI SECRETOS DE OPORTO.

Puedes ir diez veces a Oporto y nunca acabas de verlo todo. Los viajeros que solo pasan un fin de semana se quedan con lo más llamativo e incluso si nos quedamos una semana nos faltará tiempo para ver lugares privilegiados que quedan escondidos a los ojos del visitante. Este es el caso del Jardín de las Virtudes, al lado del cogollo de la zona antigua y muy poco visitado por foráneos; los locales tampoco es que lo frecuenten mucho. Hay una entrada con puerta y se cierra a las 18. No estamos ante un jardín vertical pero casi, porque está en ladera y normalmente se accede por la parte superior. Después de verlo todo, hay salida por la parte baja, con unas callejuelas que te llevan a la orilla del Duero. 

El parque era propiedad privada y ahora pertenece al ayuntamiento, que lo abrió al público a finales del siglo pasado. La entrada es gratis y en la parte alta hay un restaurante sin acceso al parque pero con vistas.

Hay tan pocos visitantes en el parque que desconcierta su soledad, con bancos orientados al río y rincones donde relajarse con un buen libro o una charla.

Para ir al Jardín de las Virtudes buscaremos la calle Azevedo de Alburquerque, pegada al jardín de Cordoaria. Desde la parada de metro de Aliados queda muy cerca y desde la torre de los Clérigos a dos pasos. Sería una pena que te fueras de Oporto sin visitar un lugar a la vez tan oculto y tan céntrico.

Por cierto que puedes ver un Ginko Biloba de 35 metros, el más alto de Portugal, junto con una exhibición permanente de camelias en arbustos enormes.

Entradas populares de este blog

EL MERCADILLO DE LOS SÁBADOS EN VILA NOVA DE CERVEIRA

EL GRAN OUTLET DEL NORTE DE PORTUGAL

SÍ, LA GASOLINA ES MÁS CARA EN PORTUGAL.