EL PUENTE PEATONAL DE MEDIO KILÓMETRO DE LARGO Y 175 METROS DE ALTURA.

  

A los portugueses les ha dado por las hazañas. Aquí tenemos el puente suspendido más bestia del mundo. Lugar para aficionados a la adrenalina y a las emociones fuertes. Eso sí, cruzarlo cuesta 12 euros. Normal, porque hay que pagar la obra. Se encuentra junto a los Passadiços do Paiva, que es una ruta de senderismo con miles de peldaños junto al río Paiva. La accesibilidad desde las ciudades importantes no es óptima ya que se halla en una zona muy agreste. Si queremos ir, tendremos que buscar el destino Arouca, que es donde se halla esta infraestructura cuya única función es la diversión, sin que tenga utilidad pública. Podemos combinar la visita del puente con la de los pasadizos, dedicando un día con mucha calma, ya que las aglomeraciones de público en la zona son importantes. En Portugal hay pocos lugares así, con lo que la afluencia de público desborda siempre las expectativas.
 

Entradas populares de este blog

EL MERCADILLO DE LOS SÁBADOS EN VILA NOVA DE CERVEIRA

SÍ, LA GASOLINA ES MÁS CARA EN PORTUGAL.

EL GRAN OUTLET DEL NORTE DE PORTUGAL