RUTA DE LOS SIETE VALLES SUSPENDIDOS. MUY MEJORABLE.

 

La famosa ruta de los siete valles suspendidos, o sete vales suspensos, o 7 hanging valleys se halla en el Algarve y parece ser la joya de la corona del senderismo para turistas. Hay que reconocer que la ruta es muy bonita y panorámica, pero lo que debería ser un ejemplo y una referencia es un recorrido con bastantes deficiencias y problemas fácilmente solucionables. Lo primero de todo es que la señalización del recorrido no es nada intuitiva y eso puede provocar despistes en una zona geológicamente muy inestable. Curiosamente abundan las vallas en algunos puntos donde no son tan necesarias y escasean en lugares algo problemáticos. Los ascensos y descensos se efectúan sin ningún tipo de apoyo complementario, como cables, peldaños o escaleras, siendo algunos de ellos muy estrechos y probablemente conflictivos en épocas de alta afluencia y momentos de cruce con otros senderistas.

La experiencia del recorrido es agradable pero uno se va con la idea de que hay muchas cosas que mejorar. Algunos habitantes de la zona piensan que hasta que no haya una desgracia no se hará nada al respecto. No se trata de que los visitantes sean imprudentes sino de que muchos tramos son delicados y propensos a tropezones. Por supuesto que habría que prohibir el acceso en chanclas, pero eso ya sería mucho pedir. De todos modos, en el Algarve tienen todo el pescado vendido y no podemos esperar que nadie se esfuerce en optimizar una ruta que podría ser mucho más exitosa aún. Ojo porque no estaría mal que hubiese un servicio de taxis o buses para hacer el recorrido de vuelta, pero parece  que nadie ha pensado en ello.



Entradas populares de este blog

EL GRAN OUTLET DEL NORTE DE PORTUGAL

EL MERCADILLO DE LOS SÁBADOS EN VILA NOVA DE CERVEIRA

SÍ, LA GASOLINA ES MÁS CARA EN PORTUGAL.