ESPECTACULAR VIAJE EN BARCO DESDE BELEM POR MENOS DE TRES EUROS

La verdad es que hay tantas cosas que ver y hacer en Belem que no apetece marcharse. Entre tanto monumento y museo, jardines aparte, uno se puede pasar el día sin verlo todo. Quizás una sugerencia especial sería ver Belem y Lisboa desde el río Tajo. Pues nada más fácil. En Belem hay una estación fluvial desde donde salen barcos hacia la otra orilla, la del sur. Uno paga el billete, se sube a bordo y comienza el espectáculo. Lo mejor es que no se trata del típico catamarán cerrado por todos lados, sino que viajaremos a bordo de un pequeño ferry con transporte de automóviles en el que podremos ir asomados todo el tiempo por la borda si nos apetece, sintiendo la brisa en las mejillas y contemplando vistas espectaculares de la capital y del puente XXV de Abril.

Curiosamente al llegar a la otra orilla no se acaba el viaje ni mucho menos. El barco para en Porto Brandao y descarga viajeros para seguir orilla abajo hacia Trafaría, ya en la costa marítima. El trayecto dura 25 minutos y a los cinco minutos de llegar ya da la vuelta, con lo que podemos hacer el viaje de ida y vuelta en una hora casi sin apearnos del barco. También se puede aprovechar para tomar algo  y dar una vuelta, pero sin muchas opciones.

Una vez que nos hallamos en la orilla sur desaparece todo el glamour de la parte lisboeta y nos adentramos en un Portugal más humilde, menos cuidado y bastante auténtico. Aquí viven los currantes de bajos ingresos y eso se nota en la sencillez de las edificaciones. 

Excursión muy recomendable con niños y para aficionados a la náutica. Igualmente es conveniente para quien quiera sentir la experiencia de la navegación fluvial en línea regular.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL MERCADILLO DE LOS SÁBADOS EN VILA NOVA DE CERVEIRA

EL GRAN OUTLET DEL NORTE DE PORTUGAL

SÍ, LA GASOLINA ES MÁS CARA EN PORTUGAL.