NUEVA EXPERIENCIA EN LISBOA DESDE LO ALTO DEL PUENTE.

Desde los años 60 Lisboa está unida con la zona sur del Tajo gracias al que entonces se denominó como puente Salazar y que ahora se llama XXV de Abril. La obra se realizó durante el periodo histórico conocido como "Estado Novo". Al principio el puente solo servía para tránsito automovilístico, pero en los años 90 del siglo pasado se incorporó el uso ferroviario en el tablero inferior. Así pues, hoy en día lo puedes cruzar en coche, en bus y en tren, pero no andando, ya que se trata de un tramo de autovía. Hasta el año 1998 este puente soportaba todo el tráfico entre el norte y el sur del país; luego llegó el puente Vasco da Gama y se descongestionó bastante. No se cobra peaje por salir de la ciudad a través de ese puente, pero sí por entrar a ella.

Ya que las vistas desde y hacia el puente son fabulosas, a alguien se le ha ocurrido ofrecer la posibilidad de subir al pilar 7 del puente para vivir la experiencia que se siente al estar tan arriba y sin la protección de un coche o un tren. Para disfrutar de ello tenemos que ir a Alcântara en tren, bus o tranvía. Incluso se puede llegar andando si nos ponemos. La entrada cuesta 6 euros e incluye no solo el acceso sino también una exposición sobre la construcción de ese puente que parece gemelo del Golden Gate de San Francisco y que constituye todo un símbolo de la ciudad.

Las vistas desde arriba son de acongojar y no recomendables para quien sufra vértigo.

Todo el conjunto es un centro de interpretación sobre la construcción y el mantenimiento del famoso puente, incluyendo experiencia de realidad virtual. La visita es recomendable para aficionados a la ingeniería y los niños alucinarán a colores.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL MERCADILLO DE LOS SÁBADOS EN VILA NOVA DE CERVEIRA

EL GRAN OUTLET DEL NORTE DE PORTUGAL

SÍ, LA GASOLINA ES MÁS CARA EN PORTUGAL.